PARQUES NACIONALES | 08/01/2019

Flora y Fauna Argentina donó 50 mil hectáreas al Parque Nacional Aconquija en Tucumán

Compartir |


Flora y Fauna Argentina donó 50 mil hectáreas al Parque Nacional Aconquija en Tucumán
Posee cerca de 50 mil hectáreas de extensión y una gran biodiversidad. El viernes pasado, en la sede del Ente Tucumán Turismo, se realizó la donación, por parte de la Fundación Flora y Fauna Argentina.

Las hectáreas pertenecen a la famosa Laguna del Tesoro al Parque Nacional Aconquija creado por ley en julio del 2018 y que comprende a gran parte del sur tucumano.
 
Se trata del quinto territorio que se suma al proyecto desde que la Cámara de Diputados de la Nación aprobó la creación de esta área protegida que alcanza al Parque Nacional Campo de los Alisos y a diversas Reservas Provinciales, buscando multiplicar las especies nativas y recuperar el ecosistema Yungas tan característico de Tucumán.
 
El acto fue encabezado por la vicepresidenta del Ente de Turismo provincial, Elena Colombres Garmendia, acompañada por el segundo mandatario de la Administración de Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra.
 
De igual manera, participaron la apoderada de la Fundación Flora y Fauna Argentina, Laura Fernández; el ex diputado nacional y referente de esta fundación para la creación del parque, Miguel Nacul; y Ana Lis Flores, representante de la Wyss Foundation, que aporta los recursos económicos para la formación del área protegida.
 
“Hoy es una ocasión para celebrar porque se incorpora al Parque Nacional Aconquija un sector de Tucumán que lo enriquece enormemente”, señaló la vicepresidenta del Ente de Turismo acerca de la compra de la Laguna del Tesoro por parte de la Fundación Wyss para cederla al territorio nacional. “Este sitio posee un enorme contenido paisajístico, ambiental, natural, de una flora y una fauna que realmente ponen en valor a este atractivo que constituye el parque”, agregó.
 
“Hoy en día, el turista busca experiencias que lo enriquezcan como persona. Lo que más nos enriquece es el contacto con la naturaleza, una vivencia que nos saca de nuestra rutina diaria”, consideró Colombres Garmendia. “Este parque nos puede llevar a otro nivel de desarrollo turístico, en el senderismo, en lo ambiental y en el disfrute de las áreas protegidas”. 
 
Preservar
Con más de 2.000 especies de plantas, una gran variedad de vegetación como bosques pedemontanos, pastizales altoandinos, selvas húmedas subtropicales y estepas de la Prepuna, sumada a su gran diversidad faunística con felinos, osos meleros, pecaríes, guanacos y tarucas, el valor biológico del parque es incalculable.
 
Asimismo, el área contiene al tercer sitio arqueológico más importante de Sudamérica llamado el Qhapaq Ñan (“Camino del Inca”) y a las Ruinas de La Ciudacita, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
 
Desde la Fundación Flora y Fauna Argentina, Laura Fernández expresó que el Parque Nacional Aconquija viene gestándose desde hace muchos años con el trabajo de biólogos, botánicos, arqueólogos y científicos.
 
Tucumán no es Tucumán sin estas altas cumbres, sin laderas húmedas, sin esa flora increíble y debemos cuidarlo todo para detener la crisis de extinción de especies como el tapir y el yaguareté. No queremos que nuevas especies se retiren y es fundamental para la provincia que se cuiden estos reservorios enormes de agua”, explicó la representante de la fundación.
 
Sobre el trabajo conjunto, Fernández destacó que haya científicos que revelen el valor de la biodiversidad, “siempre acompañados por dueños de campos que están dispuestos a desprenderse de su patrimonio para su conservación para siempre, y sumado a los políticos que aprueban darle protección legal y votan leyes nacionales y provinciales. Esto hace que hoy Aconquija tenga la máxima protección posible en Argentina”, expresó. 
 
Tal como el visionario Miguel Lillo, Miguel Nacul celebró la culminación de una nueva etapa en la conformación del parque. “Hoy estamos concretando la compra de la quinta estancia, la Laguna del Tesoro, un ícono para el turismo en la provincia. Agradezco al gobernador Juan Manzur porque sin el aporte del gobierno para la sanción de la ley de cesión de jurisdicción ambiental a favor del estado nacional, no hubiese sido posible crear esta maravillosa obra”, manifestó uno de los impulsores de la creación del parque.
 
Por otro lado, Nacul hizo hincapié en el desarrollo turístico que atraerá el sitio una vez concretado completamente, lo que impulsará al sur tucumano como destino para visitantes del país y el mundo. “Deben dejase atrás actividades económicas extractivas, de caza o de destrucción y pasar a tomar al turismo como una propuesta laboral que realmente les cambie la vida. Pasar de una actividad primaria a una terciaria de oferta de servicios es a lo que se debe apuntar, y en esto la provincia debe capacitarse”, explicó en alusión a diversas atracciones turísticas como la observación de flora y fauna, el senderismo, el campamentismo y la pesca deportiva.
 
Más allá de un uso estrictamente turístico, el Parque Nacional Aconquija sembrará un camino para el desarrollo social de las comunidades y ciudades aledañas como Soldado Maldonado, Sargento Moya, León Rouges, Monte Bello, Los Sarmiento y Santa Ana. 
El objetivo será capacitar a los jóvenes para integrarlos a los procesos productivos y afianzar así su arraigo al lugar de origen. Así se generará un círculo virtuoso con la incorporación de servicios de transporte, hotelería, gastronomía, comercios, nuevas carreras universitarias, y el desarrollo de sendas, caminerías y refugios.   
 
Si algo debe destacarse en la concreción del proyecto, es la firmeza y el fuerte vínculo creado entre el nivel nacional y el provincial. “Tucumán y el gobierno nacional no comparten color político. Sin embargo, en tres años trabajamos muy cómodos, de manera muy profesional. Para mí, en lo personal, haber trabajado con Tucumán en este proyecto es algo que me llena de orgullo”, reconoció Emiliano Ezcurra, desde la Administración de Parques Nacionales.
 
El funcionario nacional consideró que ya es tiempo de “salir a la cancha con Aconquija. Que la gente comience a saber que en Tucumán está este lugar. Tafí se complementa con este monstruo que es Aconquija. Que se empiece a conocer lo que fue el Perito Moreno del Norte Argentino, Miguel Lillo. En este caso no está el visionario pero está la visión que es esta, la de un gran Parque Nacional”, sostuvo Ezcurra.
 
El trabajo no está concluido. A futuro se dotará a este parque de los distintos portales de acceso, de senderos, puentes, pasarelas, “de lo que se denomina obras de arte en la montaña. También hay que trabajar en la difusión. Aconquija tiene que acceder a la misma recordación que tiene Iguazú, que tiene el Glaciar Perito Moreno y que tiene Iberá. Tiene todo para lograrlo. Es un lugar único, de fácil acceso y con un potencial turístico embrionario, está todo para explotar”, manifestó el referente de Parques Nacionales.